“Vamos a vivir una Tercera Guerra Mundial en el año 2020”

“En 2020 comenzará la Tercera Guerra Mundial”. Así lo asegura Gianroberto Casaleggio (CEO de Casaleggio Asociati) el principal inversor y creador en la sombra del Movimiento Cinco Estrellas liderado por Beppe Grillo. En el ensayo y corto documental Gaia, ambos realizados por y para la red, desarrolla cronológicamente su visión geopolítica del futuro:
-2018: El mundo se divide en dos grandes bloques. El Oeste, con un sistema de democracia directa y con acceso gratuito y universal a la red y el Este, dividido en tres grandes áreas: China, Rusia y Oriente Medio. En ellas se controla el acceso a internet y la dictadura se sostiene mediante una estricta vigilancia integral de la ciudadanía.
-2020: Es el año de arranque de la Tercera Guerra Mundial, un conflicto bélico que se extenderá durante dos décadas. La destrucción adquiere tintes apocalípticos y los principales símbolos de Occidente quedan sepultados bajo los escombros, como “la plaza de San Pedro, la Catedral de Notre Dame y la Sagrada Familia”.
-2021: Se generaliza el uso de armas bacteriológicas, que sustituyen al armamento militar tradicional.
-2025: El aceleramiento del cambio climático provoca que el nivel del mar aumente doce metros, a la par que se extienden las hambrunas.
-2030: Fin de la era de los combustibles fósiles.
-2040: El conflicto remata tras haberse producido millones de muertes, que menguan la población mundial hasta los mil millones de personas.
Dentro de 16 años y nueve meses todo habrá acabado. El Oeste, donde reina la democracia digital impulsada por Beppe Grillo, vence finalmente a las dictaduras orwellianas del Este. El fin de la Tercera Guerra Mundial (2018-2040) da paso a un nuevo orden mundial, que oficialmente no nace hasta el 14 de agosto de 2054. El Gobierno del mundo, llamado Gaia, es elegido a través de la red en las primeras elecciones planetarias. A partir de este momento, los partidos, la política, las ideologías o las religiones habrán desaparecido.
¿Utopía o distopía? Para Beppe Grillo, o más bien para Casaleggio que es el fabricante de este producto de marketing político, se trata de lo primero. Un sueño geopolítico que el padre de la criatura con la que ha cosechado 8,5 millones de votos en las elecciones italianas escribió un año después de poner la primera piedra del Movimiento Cinco Estrellas. Gaia sería algo así como el culmen de la obra iniciada por Casaleggio en Italia. “El hombre será el único dueño de su destino y la inteligencia colectiva la nueva política”, explica en esta suerte de profecía.Casaleggio Associati factura más de 1,5 millones de euros anuales y su socio está vinculado a varias multinacionales norteamericanas
La estrategia del empresario Casaleggio para llegar a este personal idilio es la misma que ha seguido desde que dio de alta el blog de Beppe Grillo en 2007: “Impulsar un cambio desde internet, extendiendo la comunicación, el conocimiento y la organización”. Siempre bajo el sello de la antipolítica, entendida como animadversión hacia las ideologías y las organizaciones políticas en general. Un masón, según sostienen numerosos comentaristas políticos italianos, que ya antes de Grillo había intentado colocar electoralmente uno de sus productos: el juez Antonio di Pietro, el azote de la mafia y Berlusconi. Sin embargo, fracasó en su primer intento.
Su segunda jugada, en la que parece haberse basado el guion de la última entrega de Black Mirror (‘The Wilco Time’) no le podía haber salido mejor. En apenas cinco años ha logrado el mayor éxito político del marketing viral, gracias a su ejército de SEOs y gurús de la cultura digital. El dinero tampoco ha sido problema para este directivo de Olivetti, vinculado a Telecom Italia y CEO de Casaleggio Associati, una compañía que factura más de 1,5 millones de euros anuales. Por si fuera poco, su socio Enrico Sassoon está vinculado a varias multinacionales norteamericanas a través de la Cámara de Comercio Americana. De hecho, las firmas necesarias para crear el partido político las recogió a través de su empresa y no mediante algún tipo de iniciativa ciudadana.
La ‘operación Beppe Grillo’ sigue a buen ritmo, aunque las críticas desde los movimientos sociales comienzan a arreciar. La última acusación fue que el proceso de elección de candidatos a través de internet no fue trasparente y no contó con verificación independiente. “Si quieren cambiar las reglas que creen otro movimiento”, espetó Casaleggio en la última y única entrevista televisiva que ha concedido. Sin embargo, el apoyo popular sigue intacto y su hoja de ruta geopolítica continúa así:
2043. Los movimientos de base surgen en todo el mundo para gestionar los problemas locales relacionados con la energía, la alimentación, el medio ambiente y la salud. El planeta se divide en miles de comunidades unidas por la red.
2047. Cada uno tiene su identidad en una red social en el mundo, creada por Google bajo la denominación de ‘Earthlink’. No se requiere más pasaporte que el del perfil en esta red.
2050. BrainTrust, una inteligencia social colectiva, permite a las personas resolver problemas complejos en cuestión de días compartiendo información y datos en línea.
2051. Un referéndum mundial se lleva a cabo en la red para abolir la pena de muerte.
2054. Primeras elecciones planetarias en las que sale elegido Gaia. Las organizaciones secretas se prohíben. Cada ser humano puede llegar a ser presidente y controlar las acciones del gobierno a través de la red.

Loading Facebook Comments ...