El sexo en linea es la principal aventura en los últimos años

Estas aventuras son principalmente, “encuentros sexuales” sin salir de casa, y en algunos casos, cuando optan por conocerse de forma personal, muchos se llevan tremenda desilusión, o incluso, en menor proporción, terminan como víctimas de abusos sexuales y robo.

Contrario a lo que se podría pensar, las redes de contactos como Badoo, Meetme, CheerMe, entre otras, cuentan con usuarios con estudios superiores, quienes ejercen profesiones como medicina, ingeniería, contaduría o bien, trabajan para empresas trasnacionales; los menos, presumen ser de las fuerzas armadas, de sistemas de vigilancia y seguridad pública.

También hay usuarios dedicados a usar imágenes de mujeres físicamente agradables para seducir con sus “encantos” a los nuevos amigos hasta sacarles el número de las cuentas de crédito con la promesa de que recibirán videos atrevidos ya sea bañándose o teniendo sexo con otras personas.

Los usuarios más comunes oscilan entre los 20 y 40 años de edad. Si se trata de jóvenes estudiantes, con padres estrictos, estos sencillamente se encierran en su cuarto y dan rienda suelta a su sexualidad, donde se conforman con estímulos visuales y auditivos del otro lado de la pantalla, y en el caso de profesionistas o gente trabajadora lo que hacen es llegar a su casa y abrir sus computadoras para interactuar y, en caso de caerse bien, hasta programar citas.

Son los hombres, conforme al sondeo, quienes buscan mujeres pero ellas son las que más exigen en los primeros encuentros tener relaciones sexuales, sin mediar más que un hola.

Las citas a ciegas en el 90 por ciento de los casos terminan en sexo exprés, aun cuando se carezca de los atributos supuestamente marcados en el perfil como la edad, o condición sentimental, ya que muchas mujeres son casadas, así como de los atributos que mostraban en las fotografías.

Loading Facebook Comments ...