Fotografían a ardilla teniendo sexo con la oreja de un hombre – Una ardilla practica sexo con la oreja de un hombre dormido

El sujeto se quedó dormido en un parque, cuando el animal tomó una curiosa actitud.

 

 ESTADOS UNIDOS.- Una siesta en el Central Park se convirtió en un calvario para un hombre del que ahora todos hablan. Ocurre, que este neoyorquino que se quedó dormido en el césped, recibió la extraña visita de una ardilla, que intentó tener sexo con su oreja.
Alguien tomó una foto, y en cuestión de minutos ya era famoso a nivel mundial, donde los usuarios acusaban al animal de “abuso humano”. Los comentarios, en un altísimo porcentaje, eran bromas y chanzas por la situación.
Por eso, las cosas cambiaron bastante para este sujeto, que además de soportar a sus amigos de siempre, tiene también que lidiar con millones de desconocidos de todo el mundo, que se burlan.

 Siempre me ha llamado la atención, la especial fijación que tienen algunos perros por engancharse a la pierna  y liberar todas sus tensiones sin miedo al qué dirán. Además, este acto suele estar acompañado de las sonoras carcajadas de los que presencian una demostración de amor tan apasionada. Pobres animalillos, la demostración de poder y el celo es lo que tienen.

Pues este también puede ser el caso de una ardilla de Central Park  (Nueva York), que debía andar canina, y no se le ocurrió mejor forma de dar rienda suelta a sus instintos más salvajes que practicar sexo con la oreja de un hombre que dormía plácidamente sobre una de las praderas del parque más famoso de la Gran Manzana.
Eso sí, fue muy cuidadosa porque el hombre parece que no se enteró de nada. Vamos, que siguió durmiendo como un tronco mientras el necesitado roedor terminaba la faena. Y llegados a este punto, me embargan una serie de dudas: ¿Se habrá enamorado la ardilla del pabellón auditivo de su víctima?  ¿Volverá a intentarlo con otra persona? ¿Habrá liberado totalmente toda su tensión sexual? Quién sabe. Mejor no darle más vueltas.
Y para finalizar este relato de pasión y desenfreno al estilo roedor, me hubiera gustado ver la cara del autor o autora de las  instantáneas que inmortalizaron el momento, si es que existe ese documento gráfico. ¿Sería algún amigo de la víctima? Si es así, seguro que todavía se siguen escuchando sus risas.

Loading Facebook Comments ...