Niñas bonitas, pero mentirosas

Solo en el pueblo apacible de Rosewood podría tejerse esta historia que hilvana en un manto de expectación detectivesca la vida de cuatro bellas, astutas e inteligentes jovencitas que estudian en la secundaria y que se han trazado la valiente tarea de investigar un crimen, antes de que alguna de ellas sea la próxima víctima.

la secundaria es el marco en el que cuatro bellas amigas investigan un crimen.

 POR BRENDA MARTíNEZ

Lo original de Pretty Little Liars es el hecho de que las protagonistas —la rubia Hanna (Ashley Benson), la romántica Aria (Lucy Hale), la erudita Spencer (Troian Bellisario) o la exótica atleta Emily (Shay Mitchell)— no son las convencionales estudiantes que concentran su pensamientos en chicos, maquillaje y las últimas tendencias de la moda. Bueno, en realidad sí, pero no solo eso. Tienen un misterio difícil, pero no imposible de resolver, en el que, por supuesto, no faltan las mentiras y los secretos.
La impactante muerte de su amiga Allison, con quien compartían sus más sagrados secretos, las alejó por un año. Rosewood se atrevió a señalarlas como cómplices del crimen y a tildarlas de mentirosas.
Después de reencontrarse, un anónimo personaje que se identifica en los mensajes de los celulares y correos solo con la letra A, las agobia y las acorrala de manera constante, ya que amenaza con revelar intimidades que solo a Allison le compartieron.
La trama de la serie televisiva, cuya tercera temporada se transmite por Boomerang los miércoles, a las 21 horas, gira en torno a atar las pesquisas para saber quién se esconde detrás de A y nadie se salva de las sospechas.
Pretty Little Liars, basada en las novelas de Sara Shepard, desenvuelve una brillante actuación, y atrapa al espectador, según su gusto, ya sea por un glamuroso vestuario, zozobras y sobresaltos incesantes o perspicacias infaltables. ¿Quién quiere unirse a estas pequeñas mentirosas?
Loading Facebook Comments ...