Panamá inspecciona el buque norcoreano con armas sofisticadas

Cuba, de donde habría zarpado el buque norcoreano, es uno de los pocos países que mantienen vínculos con el régimen de Pyongyang, que está fuertemente aislado en la comunidad internacional por sus ensayos nucleares.

Colón, Panamá.- Las autoridades panameñas seguían inspeccionando este martes la carga de un buque norcoreano que zarpó  de Cuba y en cuyas bodegas encontraron disimulado un “supuesto equipo sofisticado de misiles”, según informó el presidente Ricardo Martinelli.

En el barco había unos 220.000 quintales de azúcar, pero cuando “comenzamos a descargar el azúcar hemos encontrado unos contenedores que presumimos tienen un equipo sofisticado de misiles y eso no es permitido”, dijo Martinelli, un dueño de supermercados que desembarcó en política hace pocos años, informó AFP.

El carguero “Chong Chon Gang” fue interceptado el viernes en la boca atlántica del canal y llevado al muelle Manzanillo del Puerto Colon, a 80 kilómetros de Ciudad de Panamá donde permanece en una zona restringida a la cual la prensa no ha tenido acceso.

“Teníamos sospecha de que el barco tenía droga y lo trajimos a puerto y empezamos a verificar todo lo que estaba en el barco, que venía de Cuba e iba para Corea del Norte” había dicho la noche del lunes Martinelli, un político de derecha cercano a Washington.

La carga no declarada del buque norcoreano “a simple vista parecen misiles pero vamos a esperar a que sea corroborado por especialistas”, informó el vocero presidencial Luis Eduardo Camacho.

Pero la tarea de inspeccionar el barco “puede demorar una semana. Apenas se ha abierto una bodega y quedan otras cuatro”, añadió Camacho.

Este martes aún no había reaccionado el hermético regimen de Pyongyang, ni las autoridades cubanas.

Fuentes de la presidencia panameña dijeron que Martinelli podría referirse al asunto la tarde del martes luego de un Consejo de Ministros.

Por el canal de Panamá, que corta el istmo del mismo nombre que une América Central a América del Sur, transita el 5 por ciento del comercio mundial y en la actualidad se realiza una gigantesca ampliación, que deberá estar habilitada a fines de 2014, año del centenario de la vía interoceánica.

El canal es pieza importante en la acelerada tasa de crecimiento de la economía panameña, que año a años sigue superando el 10% de expansión.

Ese dinamismo, la continua afluencia de empresas y la explosión de construcciones y obras de infraestructura han llevado a Martinelli a promocionar su país presentándolo como la Dubai latinoamericana.

Panamá, separado de Colombia en 1903 por instigación de Estados Unidos, que en 1914 terminó de construir el canal bioceánico iniciado por los franceses y devuelto a Panamá en 1999, tiene 3,5 millones de habitantes en una superficie de 70.000 km2, equivalente a la República de Irlanda.

Por el canal de Panamá pueden transitar buques militares y también barcos mercantes que lleven material bélico, pero esas cargas deben ser declaradas previamente ya que requieren un protocolo especial, explicó un funcionario del canal

Cuando un barco ingresa al canal sube a bordo un práctico –que toma el mando y realiza el cruce de un océano a otro– y un arqueador, funcionario encargado de verificar la coincidencia entre la carga declarada antes de ingresar a la via y lo que se encuentra en las bodegas.

EL CAPITÁN INTENTÓ SUICIDARSE

“El barco nunca llegó a ingresar al canal. Las autoridades panameñas lo abordaron cuanto estaba aguardando su turno“, dijo una fuente de la Administración del Canal de Panamá (ACP).

Cuando las autoridades procedieron a revisar la primera bodega del barco hallaron bajo miles de sacos de azúcar dos contenedores con el material bélico, señaló la información del gobierno.

Los 35 tripulantes del navío estaban “detenidos ya que no sólo se resistieron (al abordaje) sino que trataron de sabotear la inspección”, dijo Camacho quien añadió que el capitán de la nave –al cual no identificó por su nombre– “tuvo un principio de infarto y luego intentó suicidarse”.

La decisión de abordar la nave obedeció, según las autoridades, a que existía información de inteligencia que aseguraba que el barco iba cargado de droga.

“Hasta este momento no hemos encontrado droga en la embarcación, hemos encontrado material bélico”, aseguró a su turno Javier Caraballo, fiscal primero de drogas.

Caraballo sostuvo que para nada esperaban encontrar material de guerra en el barco, ya que “la información que se manejaba era la existencia de sustancias ilícitas”, dijo a RPC Radio.

La embarcación “despertó sospechas por la reacción violenta del capitán y la tripulación desde el día viernes por la tarde”, dijo por su parte el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, en RPC Radio.

“Ya esto trasciende a Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad que tendrá que mandar expertos”, manifestó Mulino.

Cuba, de donde habría zarpado el buque norcoreano, es uno de los pocos países que mantienen vínculos con el régimen de Pyongyang, que está fuertemente aislado en la comunidad internacional por sus ensayos nucleares.

Loading Facebook Comments ...