EEUU: bar famoso por sus meseras hot prohíbe entrada a alcalde acosador

La cadena de restaurantes Hooters, conocida por su comida rápida y sus pulposas meseras, decidió prohibirle la entrada a sus locales al alcalde de San Diego, Bob Filner, quien enfrenta una serie de denuncias por acoso sexual.

“Este establecimiento reconoce que todos tenemos diferencias políticas y que servimos y atendemos a personas de todos los ámbitos de la vida”, se lee en un letrero que fue colocado en el frente de los cuatro establecimientos de Hooters en la ciudad californiana.

“También creemos que es imprescindible que la gente tenga estándares”, agrega el cartel. “El alcalde de San Diego no será atendido en este establecimiento. Creemos que las mujeres deben ser tratadas con respeto”.

Melissa Fry, directora de marketing de Hootwinc, que opera la franquicia de Hooters en la Costa Oeste de Estados Unidos, dijo que el alcalde también tiene prohibida la entrada en locales de Hooters en las cercanas ciudades de Mission Valley, Ocenaside y Rancho Bernardo.

El alcalde Filner, de 70 años, no es visto públicamente desde que ingresó a una sesión de terapia psicológica intensiva de dos semanas, para tratar de controlar los impulsos que lo llevan a cometer acoso sexual.

Un portavoz de Filner djo que el alcalde no realizará cometarios públicos en los próximos días, mientras está recibiendo tratamiento médico.

Fuentes de la Alcaldía informaron que el político del Partido Demócrata se reintegrará a su oficina el 19 de agosto próximo.

En las últimas cuatro semanas un total de 14 mujeres acusaron a Filner de acoso sexual.

El alcalde enfrenta un pedido de destitución por parte de la oposición, pero también por el lado del comité del Partido Demócrata en el Condado de San Diego, de la senadora federal Diane Feinstein y del presidente de la Cámara Baja, John Pérez.

En la ciudad de San Diego se inició una campaña con el objetivo de reunir 101.587 firmas de los electores para destituir a Filner. En caso de obtener el apoyo de los electores, la ciudad someterá a votación la destitución del primer alcalde demócrata en más de dos décadas.

La última denuncia que recibió Filner fue de parte de una empleada pública de San Diego, identificada simplemente como Stacy, de 32 años, quien afirmó que el acoso fue cometido durante una reunión con estudiantes de periodismo.

Loading Facebook Comments ...