Alerta ante el avance epidémico del cáncer bucal por sexo oral

Escondido en los recovecos que rodean las amígdalas, sujeto a la base de la lengua o en las paredes mucosas de la faringe de numerosos enfermos anida durante meses, sin apenas dar molestias, el virus del papiloma humano (VPH), causante de la infección de transmisión sexual más frecuente en todo el mundo –de curación espontánea en la mayoría de casos– y origen de un notable incremento de diagnósticos de cáncer de boca o garganta. En apenas dos años, el cáncer oral o de faringe causado por el VPH ha pasado a representar el 20% de todos los tumores que afectan al cuello o la cabeza, asegura Coro Bescós, responsable de cirugía oral y maxilofacial en el Hospital de Vall d’Hebron, de Barcelona.

La traslación hasta la cavidad bucal del genotipo 16 del VPH (el detectado en estos cánceres), habitualmente alojado en el cuello de la matriz y la vagina de las mujeres o el pene y el ano de los hombres, solamente tiene un origen, según los médicos: la práctica del sexo oral, una forma de relación cuya tendencia no ha dejado de crecer en EEUU, y también en Europa en los últimos 15 años y que explicaría esta eclosión de cánceres.
“La incidencia del cáncer orofaríngeo causado por el VPH aumenta de forma epidémica, entre un 20% y un 50% anual en estos momentos, en Europa y EEUU”, confirma Xavier Castellsagué, epidemiólogo e investigador en cáncer del Institut Català d’Oncologia (ICO). Un reciente estudio del ICO, realizado con 1.500 pacientes de nueve países, publicado en la revista ‘Journal of the National Cancer Institute’, indica que el VPH fue hallado en el 35% de los enfermos de cáncer de cabeza y cuello.

Loading Facebook Comments ...