Análisis forense revela detalles de la trágica muerte de Paul Walker

Según informó TMZ, el actor de Rápido y Furioso no murió con el choque del automóvil, sino víctima de las quemaduras tras el estallido del Porsche GT que conducía su amigo el pasado 30 de noviembre.

Luego de numerosas especulaciones sobre los hechos que enmarcaron la muerte del actor Paul Walker el pasado 30 de noviembre, este miércoles fue publicado el análisis forense.
Según el medio norteamericano TMZ, el protagonista de Rápido y Furioso no solo murió producto de las lesiones tras el choque del Porsche GT que conducía su amigo Roger Rodas al impactar con un árbol: su fallecimiento se produjo finalmente por las quemaduras provocadas tras el estallido del vehículo.
El informe fue entregado por la oficina forense del condado de Los Ángeles y también reveló detalles de la muerte de Rodas. El amigo de Walker falleció inmediatamente después del impacto, sin que el fuego intercediera en su deceso.
El medio señaló, sin embargo, que los resultados toxicológicos estarán disponibles en seis u ocho semanas más.
Los detalles filtrados anteriormente señalaban que en cuanto a la identificación de los cuerpos, estos debieron ser analizados mediante el uso de registros dentales debido al daño de las quemaduras.

El actor de 40 años y su amigo de 38, murieron el pasado sábado 30 de noviembre en Santa Clarita, California, luego que el automóvil en que viajaban salió de la carretera para chocar contra un árbol y explotar. Según el mismo medio, las causas de ese accidente continúan en investigación.

Loading Facebook Comments ...