La monja, que dio a luz en Italia, no sabía que estaba embarazada

La mujer de 32 años, oriunda de El Salvador, dijo a los enfermeros que la asistieron que no tenía idea de su estado.

 Una monja oriunda de El Salvador, que esta semana dejó espantadas a sus compañeras de convento en la pequeña localidad italiana de Rieti, al dar a luz a un bebé de más de tres kilos, aseguró que no tenía idea de que estaba embarazada.
“No sabía que estaba embarazada. Solo sentía dolores de panza”, contó la mujer, de 32 años.
A esta altura, en Rieti -de 47,700 habitantes- no se habla de otra cosa. La religiosa salvadoreña dio a luz el miércoles por la noche tras haber llamado al teléfono de un servicio público de asistencia. Tenía fuertes dolores de panza. Y al parecer jamás entendió que eran contracciones de parto. Se sintió descompuesta y pidió una ambulancia. Hora después daba a luz a un varón.
Fue justamente en la ambulancia, donde la mujer admitió a los enfermeros que “no sabía que estaba embarazada”.
El cura local, padre Fabrizio Borrello, dijo a los periodistas que la monja piensa cuidar a su bebé. “Creo que dice la verdad cuando cuenta que llegó al hospital sin saber que estaba embarazada”, dice Don Borrello.
El bebé, que pesa 3 kilogramos y medio, fue llamado Francisco, en un homenaje al Papa argentino Jorge Bergoglio.
El alcalde de Rieti, Simone Petrangeli, pidió al público y a los medios de comunicación que respeten la privacidad de la mujer. Es que al estallar la noticia, la prensa internacional cayó como una fiera sobre la pequeña localidad italiana.
La gente del hospital de Rieti comenzó a juntar donaciones y ropa para la flamante madre y su bebé, dijeron los medios italianos.
La monja, cuyo nombre no trascendió, pertenece al Convento de las “Pequeñas discípulas de Jesús”, que administra un hogar de ancianos.
Las monjas del Convento quedaron sorprendidas. “No nos había dicho nada, habíamos notado que había engordado pero en los últimos tiempos se había cerrado en sí misma. El miércoles vimos que llamaba a la ambulancia”, destacó una hermana del convento.
“No ha seguido uno de los votos previstos. Es preferible que siga una vida lejos del instituto religioso y cerca de su hijo. En estos primeros tiempos, la diócesis estará cerca de ella”, precisó a su vez un vocero del obispo de Rieti, Delio Lucarelli.
“Hizo todo sola, estamos muy sacudidas y no sabemos nada, que quiere que le diga: no ha sabido resistir a la tentación, pero también es cierto que no ha hecho daño a nadie”, dijo a la prensa Sor Erminia, madre superiora del convento.

Loading Facebook Comments ...