Ver películas de terror es casi como tener un orgasmo, según un estudio

Según los especialistas, el placer esta fuertemente relacionado con el miedo.

ESTADOS UNIDOS.- La razón de porque algunas personas aman el cine de terror puede tener respuesta. Recientes estudios llegaron a la conclusión de que el placer y el miedo tienen una profunda vinculación.
Las personas al ver una película de terror ponen en funcionamiento el sistema nervioso, el cual crea una advertencia al encontrarse en una situación que genera miedo. En ese momento, comienza a trabajar una emoción neutra que es la sorpresa, la cual prepara al individuo para recibir algo agradable, como también desagradable.
“El miedo está fuertemente vinculado con el placer y eso es lo que atrae tanto de estas películas, porque ante esas circunstancias se segregan las mismas sustancias que fluyen en un orgasmo, como la serotonina o la dopamina que están relacionadas con la emoción. En este sentido, la angustia y el gozo están correlacionados de una manera poco consciente”, así lo explica Lobsang Espinoza, psicólogo y comunicador.
“En cierta medida es un miedo seguro que  funciona como catarsis. Puesto que al finalizar la película se terminará con una sensación de agotamiento y alivio, un sentimiento de que algo fue liberado del organismo. Llega un momento de calma cuando se ve la luz luego de la inmensa oscuridad que componen los filmes de terror”, agrega Espinoza.
El doble deseo de rechazar y querer ver las escenas de terror, parte de una necesidad que se conoce como pulsión escópica en la psicología y escopofilia en la teoría psicoanalítica, según el Santiago Castellanos, vicedecano y profesor de Comunicación y cine en la USFQ. 
“Están dirigidas a un público que busca estimulaciones tanto emocionales como físicas a través del cine”, en este contexto, ciertas películas del género guardan un código moral que puede tener un subtexto bastante conservador que se lee en la condena de muerte a los personajes que utilizan drogas o han tenido sexo antes del matrimonio” explica Castellano.
Con o sin estos mensajes, la industria del terror sigue incrementando fieles seguidores puesto que enfrentarse a una película de este género implica, también, probar los niveles de ansiedad que cada persona está dispuesta a tolerar.
Loading Facebook Comments ...