Diez países buscan en el mar avión de Malaysia Airlines desaparecido en (misterio sin precedentes)

Unos oficiales abordo de un avión de la Fuerza Aérea Vietnam Air en una misión de búsqueda y rescate en la isla Tho Chu, mar 10 2014. La desaparición de un avión malasio es un “misterio sin precedentes”, dijo el lunes el jefe de aviación civil del país, mientras que un tercer día de una extensa búsqueda por mar y tierra no logró hallar indicios del avión ni de sus 239 ocupantes.

La desaparición de un avión malasio es un “misterio sin precedentes”, dijo el lunes el jefe de aviación civil del país, mientras que un tercer día de una extensa búsqueda por mar y tierra no logró hallar indicios del avión ni de sus 239 ocupantes.
Decenas de barcos y aviones de 10 países rastreaban el mar en los alrededores de Malasia y del sur de Vietnam y surgían dudas de posibles descuidos de seguridad y si una bomba o un intento de secuestro podrían haber derribado al avión 777-200ER que volaba desde Kuala Lumpur a Pekín.
Un alto funcionario policial dijo a Reuters que personas armadas con explosivos y que llevaban papeles de identificación falsos habían tratado de abordar vuelos desde Kuala Lumpur en el pasado y que las investigaciones actuales se concentraban en dos pasajeros que subieron al avión desaparecido con pasaportes robados.
“Hemos detenido a hombres con pasaportes falsos o robados y que transportaban explosivos que intentaron pasar por la seguridad de KLIA (el aeropuerto) y subirse a un avión”, comentó.
“Ha habido dos o tres incidentes, pero no divulgaré los detalles”, agregó.
La Interpol confirmó el domingo que al menos dos pasajeros usaron pasaportes robados y afirmó que estaba chequeando si otros a bordo habían usado documentos de identificación falsos.
El jefe de la Autoridad de Aviación Civil de Malasia, Azharuddin Abdul Rahman, dijo que no podía descartarse un intento de secuestro, mientras los investigadores exploran todas las teorías por la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.
“Desafortunadamente no hemos encontrado nada que parezcan ser objetos del avión, y mucho menos el aparato”, dijo en una rueda de prensa.
“Hasta donde nos concierne, tenemos que encontrar el avión, tenemos que encontrar una pieza del avión si es posible”, agregó.
Una alta fuente involucrada en investigaciones preliminares en Malasia dijo que el fracaso a la hora de hallar cualquier resto indica que el avión podría haberse despedazado en pleno vuelo, situación que podría dispersar los restos sobre un área amplia.
“El hecho de que no hayamos podido encontrar restos hasta el momento parece indicar que el avión probablemente se desintegró a unos 35.000 pies (10.670 metros)”, comentó la fuente.
Al ser consultado sobre la posibilidad de una explosión, como una bomba, la fuente dijo que aún no hay evidencias de juego sucio y que el avión podría haberse desintegrado debido a causas mecánicas.
Estados Unidos revisó extensamente imágenes tomadas por sus satélites espías en busca de evidencias de una explosión en el aire, pero no vio ninguna, dijo una fuente del Gobierno estadounidense, que describió la cobertura satelital de su país sobre la región como meticulosa.
FALSA ALARMA
Las esperanzas de algún hallazgo aumentaron brevemente cuando Vietnam envió helicópteros para investigar un objeto amarillo flotante que se pensó que podía ser una balsa salvavidas.
Sin embargo, la Autoridad de Aviación Civil del país publicó en su sitio web que el objeto resultó ser una “tapa de un carrete de cable cubierta de musgos”.
El vuelo MH370 desapareció de las pantallas de radar a primeras horas del sábado, cerca de una hora después de despegar desde Kuala Lumpur y luego de ascender a una altura de crucero de 35.000 pies.
No se registró una llamada de emergencia del avión perdido, que expertos afirmaron que sugiere una falla catastrófica o explosión.
Sin embargo, el jefe de la Fuerza Aérea de Malasia dijo que el registro de radar mostró que el avión podría haber dado la vuelta desde su ruta programada antes de desaparecer.
El avión Boeing 777 tiene uno de los mejores historiales de seguridad entre las aeronaves comerciales en servicio.
Cerca de dos tercios de los 227 pasajeros y 12 tripulantes presuntamente muertos a bordo del avión eran chinos.
La aerolínea dijo que también había 38 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses y tres estadounidenses.
La lista de pasajeros emitida por la aerolínea incluía los nombres de dos europeos, el austríaco Christian Kozel y el italiano Luigi Maraldi, que no se encontraban a bordo del avión. Sus pasaportes habían sido robados en Tailandia en los últimos dos años.
Una portavoz de Interpol dijo que un examen de todos los documentos usados para abordar el avión había revelado más “pasaportes sospechosos”, que estaban siendo investigados.
Una agente de viajes tailandesa que reservó los pasajes para los pasajeros que usaron pasaportes robados dijo que éstos habían sido solicitados el 1 de marzo por un contacto de negocios iraní al que sólo conocía como “el señor Ali”, informó el diario Financial Times.
Ella inicialmente realizó las reservas en otras aerolíneas, pero expiraron el 6 de marzo, tras lo cual el señor Ali le pidió que hiciera nuevas reservas.
La agente dijo al diario que no creía que el señor Ali, que pagaba en efectivo y que reservaba pasajes con ella en forma regular, estuviera vinculado al terrorismo.
(Reporte adicional de Siva Govindasamy, Niluksi Koswanage, Stuart Grudgings, Raju Gopalakrishnan y Yantoultra Ngui en Kuala Lumpur; Ben Blanchard, Megha Rajagopalan y Adam Rose en Pekín; Martin Petty en Hanói; Alwyn Scott en Nueva York; Naomi O’Leary en Roma; Tim Hepher en París; Brian Leonal en Singapur y Mark Hosenball e Ian Simpson en Washington; escrito por Raju Gopalakrishnan. Traducido por Patricio Abusleme. LEA)

Loading Facebook Comments ...