Reclaman derechos humanos también en el mundo virtual

En la conferencia NetMundial, que comenzó ayer en San Pablo, 80 gobiernos se reúnen con la intención de garantizar en la Web la libertad de expresión, la privacidad y la participación de todos.

Presente. Cuando Dilma Rousseff abrió ayer la NETMundial, los asistentes mostraron el rostro de Edward Snowden, quien disparó este debate al revelar que EE.UU. espía en la Web. REUTERS

“Los derechos humanos del mundo real deben aplicarse en el mundo virtual”. La frase es del canciller sueco Carl Bildt, quien lanzó esa sentencia en el acto inaugural de la cumbre NetMundial iniciada ayer en la capital paulista. El ministro, quien habló poco después de la presidenta Dilma Rousseff, insistió en la necesidad de que este foro internacional y multisectorial sobre el gobierno mundial de Internet no discuta solo normas técnicas; sino que garantice la libertad para la red y en la red.
El futuro de Internet, según describieron panelistas de gobiernos, del sector privado y de la sociedad civil, debe referenciarse en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. “Los derechos que las personas tienen offline, también deben ser protegidos online”, subraya el texto de la declaración final que hoy será sometida aprobación por la conferencia. Eso significa que debe haber un gobierno multisectorial, que involucre a todos los “afectados” por la red: desde gobiernos y empresas, hasta usuarios, técnicos y académicos; que la Internet debe ser abierta, participativa, inclusiva y accesible; que debe garantizar la libertad de expresión y de asociación, como también la libertad de información, la privacidad y el desarrollo.
Iniciada ayer en San Pablo, la conferencia NetMundial consiguió convocar a 80 gobiernos; con la participación de más de 800 personas y la presentación de 188 documentos. Planeada en conjunto por el gobierno de Dilma Rousseff y la Icann, organismo con sede en Estados Unidos que tutela en la práctica la red mundial, esta reunión debe concluir con una “carta de principios”.
El proyecto es establecer sobre la base de consensos entre los distintos países, las formas de gobierno de Internet, hoy concentrada en un organismo que depende del Departamento de Comercio estadounidense.
“La geopolítica global de Internet está cambiando y América Latina y Brasil han asumido un papel de liderazgo en las discusiones sobre la gobernanza de la Internet”, dijo el libanés Fadi Chehadé, presidente de la Icann.
A su turno, el secretario argentino de Comunicación Norberto Berner puso el acento en el desarrollo de la infraestructura de Internet como condición para democratizarla.
Los panelistas subrayaron el carácter extraordinario del encuentro, que debe ser clausurado hoy. “Es una reunión sin precedentes por carácter innovador, y porque no tiene referencias en el pasado” sostuvo el uruguayo Raúl Echeverría, presidente de Lacnic, el organismo que distribuye los registros de Internet en América Latina. Esta conferencia comenzó a ser imaginada cuando saltaron a la luz las prácticas de espionaje de mails (y comunicaciones vía celular) de figuras mundiales, incluidos presidentes, llevadas adelante por agencias de Estados Unidos, Inglaterra y hasta Francia.

ADVERTISEMENT

Estas revelaciones, impulsadas por el analista Edward Snowden que tuvieron un auge a mediados de 2013, mostraron como víctimas a varios dirigentes mundiales, entre ellos a la presidenta Dilma Rousseff. Fue, también, a partir de ese momento que la brasileña dio un impulso decisivo a la aprobación por el Congreso de su país del Marco Civil de la Internet (ver página 29).
El enviado de Estados Unidos, Michael Daniel, coordinador de ciberseguridad de su país, reconoció el escándalo. “Creemos en la confianza que le tenemos que devolver a un usuario de Internet damnificado por revelaciones no autorizadas”, apuntó.

Loading Facebook Comments ...