VER VIDEO: Los 400 ataques de Israel en la franja de Gaza causan casi 40 muertos en dos días

Haaretz, operaciones en las que han muerto al menos 38 personas, incluidos 30 civiles, de los que seis eran niños, según fuentes de los servicios de emergencia palestinos de la agencia Reuters. Unas 230 personas han resultado heridas

Entre los objetivos alcanzados por Israel hay lanzaderas de cohetes, depósitos de armas, túneles de contrabando y puestos de control y mando. Las Fuerzas Aéreas aseguran que han lanzado 400 toneladas de explosivo. La aviación israelí destaca que en dos días ha destruido más edificios de la infraestructura operativa de Hamás que durante los ocho días que duró la operación Pilar Defensivo en 2012.
Los cohetes de Hamás han llegado este miércoles más lejos que nunca. Un cohete lanzado por milicianos palestinos desde la franja de Gaza ha alcanzado Zikron Yaakov, una localidad a 115 kilómetros de la franja. Tel Aviv también ha sido objeto de ataque este miércoles con al menos cinco cohetes M75, según la radio del Ejército.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu ha advertido que el Ejército está preparado para “cualquier posibilidad” aunque no ha detallado si se producirá la ofensiva terrestre. “Hemos decidido aumentar todavía más nuestros ataques contra Hamás y las organizaciones terroristas en Gaza”, ha advertido Netanyahu tras reunirse con representantes del Mando Sur del Ejército de Israel, según recoge Haaretz. “La operación se extenderá y continuará hasta que los ataques sobre nuestras comunidades acaben y la calma vuelva”, ha declarado Netanyahu.
Cúpula de hierro, el sistema antimisiles de Israel, ha neutralizado los cinco en las inmediaciones de la ciudad y ha interceptado otro misil en las afueras en la tarde del miércoles. Jerusalén (centro) y otras ciudades han sido esta vez objetivo de cohetes de largo alcance lanzados desde la franja palestina por las milicias de Hamás, aunque no han causado víctimas mortales.

El Gobierno de Benjamín Netanyahu autorizó el martes la movilización de hasta 40.000 nuevos reservistas —que se sumarían a los 1.500 soldados ya desplegados en la frontera— para la tercera operación militar de gran escala contra Gaza desde que en 2007 Hamás tomara el control del Ejecutivo de este pequeño territorio – de 360 kilómetros cuadrados y donde viven 1,8 millones de personas. Según los portavoces israelíes, Hamás tiene “docenas” de proyectiles de largo alcance.

El martes por la noche, tres cohetes lanzados desde Gaza alcanzaron las inmediaciones de Jerusalén, cinco la zona de Tel Aviv y uno, Hadera (al norte del país), causando considerable alarma. Hacía dos años que no sonaban las sirenas antiaéreas en las dos grandes ciudades del país. “Ningún país vive bajo esta amenaza y ningún país aceptaría esta amenaza”, dijo el martes Netanyahu, según la BBC.
La Cúpula de Hierro ha interceptado decenas de los 154 cohetes lanzados. Hamás asegura que tienen capacidad para alcanzar Haifa, la tercera ciudad de Israel, situada al norte del país.
El primer ministro Netanyahu ordenó que sus tropas “estén preparadas” para una posible invasión terrestre de la Franja, que sería la primera desde finales de 2008. Un ataque con morteros paralizó a media mañana el ya muy escaso tráfico de personas entre la Franja de Gaza e Israel.
Los medios israelíes informaron por la mañana de un ataque en la localidad de Beit Hanun, al noroeste de la Franja, en el que murieron 6 personas, entre ellas un destacado militante de la Yihad Islámica y varios miembros de su familia.
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, reclamó la “suspensión inmediata de los ataques a Gaza”. El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, alertó en cambio de que el operativo militar “no terminará en cuestión de días”. Las Fuerzas Armadas de Israel destacaron dos brigadas de infantería en las inmediaciones de la franja. Netanyahu ordenó “una operación larga, continua y potente” en Gaza. Reconoció que la operación “podría prolongarse” un tiempo, por ahora indeterminado. Argumenta que se dirige contra Hamás y que servirá para detener el fuego de cohetes contra su territorio.
Jordania, que firmó un tratado de paz con Israel, “condena la agresión militar lanzada por Israel en la franja de Gaza”, y pidió su cese inmediato. Mohamed Momani, un portavoz del Gobierno, ha advertido este miércoles de “las consecuencias de esta agresión bárbara”.

Loading Facebook Comments ...