Las mujeres buscan sexo fuera de la pareja pero no quieren divorciarse

A partir de los 35 ellas quieren relaciones extramatrimoniales pero con una única pareja sexual

Cuando las mujeres de mediana edad buscan relaciones extramatrimoniales, están buscando más pasión y más sexo pero no por eso están dispuestas a divorciarse. Lo que para algunas o algunos puede ser una obviedad, está ahora demostrado por una nueva investigación presentada en la 109º edición del encuentro anual de la American Sociological Association.
«Ser feliz en el matrimonio es muy diferente a ser feliz en la cama», asegura Eric Anderson, profesor de sexología de la Universidad Winchester y responsable de AshleyMadison, una web muy popular para aquellos interesados en tener relaciones fuera del matrimonio.
En el estudio, Anderson y su equipo (Matthew H. Rafalow, de la Universidad de California-Irvine y Matthew Ripley, de la Universidad Southern California) se centró en 100 heterosexuales, casadas y con edades comprendidas entre los 35 y 45 años. Estudiaron sus conversaciones en la página web con sus posibles pretendientes, con el ánimo de determinar qué mueve a una mujer a ser infiel.
Los investigadores hallaron que la gran mayoría de las mujeres, el 67%, estaba buscando aventuras porque querían más pasión y sexo. «Pero lo más sorprendente es que ninguna de las 100 mujeres pretendían dejar a sus esposos», asegura Anderson. «Fueron muy tenaces en aclarar que no estaban buscando un nuevo esposo. Muchas, incluso, aseguraron amar a su pareja».
En una primera instancia Anderson consideró que las mujeres están buscando aventuras porque son infelices con sus maridos o porque no están enamoradas. «Pero no es así», aseguró. «Nuestros resultados demuestran que la monotonía sexual es producto de las relaciones monógamas duraderas. Lo más predecible de una relación es que cuanto más progrese, la calidad y frecuencia del sexo tienda a disminuir. Este es el motivo porque nos acostumbramos y a la vez nos aburrimos del mismo cuerpo».

Las mujeres, muy parecidas a los hombres

Mientras que la creencia popular sostiene que los hombres son infieles porque «son más fogosos y que ellas lo hacen porque hay algún aspecto emocional de la relación que falla, nuestros hallazgos cambian esa percepción», asegura el autor del estudio. «Los hombres y las mujeres no son tan diferentes como se suele pensar», concluye.

Infieles, pero solo con un hombre

Las aventuras de las mujeres pueden diferir de las de los hombres pero solo en un aspecto. Todas prefieren una aventura con un solo hombre, es decir, no más de una pareja sexual. Por otro lado, las investigaciones previas de Anderson indicaban que cuando los hombres son infieles buscan más de una relación.
Anderson asegura que la distinción entre las mujeres y los hombres a la hora de buscar aventuras tiene que ver con la dicotomía «macho/ligera» que de alguna manera «premia» al hombre que tiene muchas parejas sexuales y estigmatiza a la mujer.
«Una forma de decirse a sí mismas que no son “ligeras” es asegurar que prefieren la monogamia en la infidelidad, y que esta debe ser pasional», considera el autor. Anderson cree que la mujer es infiel con un solo hombre porque además necesita estar emocionalmente conectada con su amante para tener una relación sexual satisfactoria.
Sobre las altas cifras de engaños, divorcios y relaciones sexuales prematrimoniales, Anderson asegura que «está muy claro que nuestro modelo de sexo y amor con una sola persona ha fracasado. Afortunadamente, con el estudio ayudamos a resolver el dominio que hay en nuestra cultura sobre estos temas demostrando que un engaño no supone que el amor a nuestra pareja haya fracasado».

Loading Facebook Comments ...