Extraño caso de la niña que nació sin sangre en las venas y sobrevivió

Una niña de cuatro años sorprendió a la comunidad de Tramore, en Irlanda, al empezar el colegio esta semana como cualquier chico de su edad. La emoción -y el alivio- se debió a que la pequeña nació sin sangre en las venas por una extraña condición sufrida durante el embarazo y podría haber muerto.

Maisy Vignes nació seis semanas antes de lo previsto en diciembre de 2009 en el Hospital Regional de Waterford, en Irlanda, donde le realizaron tres transfusiones para dotarla de sangre, ya que el cuerpo de su madre había absorbido hasta la última gota de sus plaquetas, informó el sitio Daily Telegraph.

Además de perder su sangre, Maisy fue privada de oxígeno durante su gestación, por lo que los médicos temían que, de sobrevivir, tuviese una capacidad mental reducida. Pero la pequeña superó cualquier pronóstico adverso y esta semana empezó sala de cuatro.
Emma Vignes, la madre de Maisy, comentó en su momento que tuvo un embarazo normal y tranquilo hasta la semana 34, cuando notó que la pequeña “había dejado de moverse completamente”, según recordó.
“Me dijeron que Maisy no tenía sangre, sólo un poco de plasma transparente. Intentaron encontrarle una vena para hacerle una extracción, pero no pudieron. Le dieron la primera transfusión a través del cordón umbilical”, reveló la mujer, cuyo marido, Mook, fue el único capaz de ver a la pequeña en neontología al principio.

“Le dieron el alta y la pudimos llevar a casa el día de Navidad, lo que fue nuestro mejor regalo”, aseguró.

Loading Facebook Comments ...