¿Por qué los viejos Nokia 8210 son los preferidos de los narcos?

Desde que se lanzó en 1999, el Nokia  8210 se convirtió en el celular más popular por su ligereza, tamaño y batería de larga duración. Sin embargo, con el desarrollo de móviles con Internet, GPS y otros dispositivos de rastreo, el popular teléfono de la “culebrita” fue perdiendo interés entre muchos usuarios, menos para unos: los narcotraficantes.

Según un artículo de VICE, son los narcos y dealers británicos quienes han convertido al Nokia 8210 en su celular favorito precisamente porque a diferencia de los smartphones su Wi-fi y Bluetooth es mucho más difícil de rastrear por la policía.

De hecho, “K2”, un traficante citado por Vice, sostiene que los Nokia 8210 también son los preferidos por el hampa porque tienen un infrarrojo, ahora es inútil para muchos, que a ellos les permite recibir o enviar información sin que alguien la intercepte.

“Todos los dealers que conozco usan teléfonos antiguos, y el Nokia 8210 es el que todos quieren porque es pequeño y la batería dura bastante. Además era el mejor celular de su tiempo. No podía pagar uno cuando vivía en Jamaica, pero ahora tengo cuatro de ellos”, señala K2

De igual forma, Tony, un adicto de 32 años de edad, aseguró que hay todo un negocio detrás de los 8210 y él se recursea consiguiendo entre sus amigos Nokias viejos para luego darlos a los narcos a cambio de droga.
 “Son móviles perversos, y después de todo, a todos les gusta el juego Snake”, finaliza.

Loading Facebook Comments ...