El Papa y el Patriarca Ortodoxo Ruso se reunirá por primera vez tras 962 años de separación

El encuentro del próximo viernes, en el Aeropuerto de La Habana, será el primero desde que ambas iglesias se separaron en 1054.

Será un hito histórico ya que por primera vez desde que se concretó el cisma en la Iglesia Católica, en 1054, se reunirán un Papa romano y un patriarca ruso. Y el escenario elegido para ese encuentro será Cuba. “La Santa Sede y el Patriarcado de Moscú -se lee en el comunicado conjunto- tienen la alegría de anunciar que, por gracia de Dios, Su Santidad Francisco y Su Santidad el Patriarca Kiril de Moscú y de toda Rusia, se encontrarán el 12 de febrero”.

Ese día el Papa Francisco tenía programado iniciar su viaje a México (que se extenderá hasta el día 17), por lo que adelantará por algunas horas su salida desde Roma con tal de desviarse hasta Cuba, donde mantendrá el encuentro con el patriarca Kiril, en el mismo Aeropuerto Internacional de La Habana.

Según el vocero vaticano, Federico Lombardi el Papa llegará al aeropuerto José Martí a las 14 horas. Ahí lo esperará el Presidente Raúl Castro, que será quien lo acompañe al pabellón presidencial donde estará Kiril. En ese lugar se celebrarán dos reuniones: una entre los dos representantes religiosos y la otra paralela entre las delegaciones. La reunión privada entre el Papa Francisco y el patriarca ruso durará unas dos horas y después habrá una ceremonia de entrega de regalos. Posteriormente se firmará una declaración conjunta y ambos leerán breves discursos.

La reunión se lleva a cabo fuera de Europa porque “está vinculada a la dura historia de las divisiones y los conflictos entre los cristianos”, explicó el metropolita Ilarion, jefe del Departamento para las relaciones externas de la Iglesia Ortodoxa rusa. Así, aprovecharon que los líderes de ambas iglesias estarán viajando por América Latina: el Papa, en México, y el patriarca ruso en una gira que lo llevará a Cuba, Paraguay, Chile y Brasil.

Hace años se venía considerando la posibilidad de un encuentro entre ambos líderes religiosos. El acercamiento entre el Papa y Kiril se debió a la preocupación común por la persecución de los cristianos en Medio Oriente y norte de Africa.

Esta reunión quizá podría abrir la puerta para un histórico viaje del Papa a Rusia. Las relaciones entre las iglesias de Roma y Moscú siempre han sido delicadas, pero empeoraron tras el desplome de la Unión Soviética y cuando el predecesor de Kiril, Alexei II, se opuso con fuerza a que el Papa Juan Pablo II pudiese visitar Rusia. Esto por temor a la influencia que pudiese ganar en ese país tanto la Iglesia Católica como el Pontífice polaco.

Las cosas comenzaron a cambiar en enero de 2009 cuando el Papa Benedicto XVI envió un mensaje de felicitación a Kiril por su entronización como patriarca de Moscú. En tanto, en febrero de 2015 el patriarca ruso agradeció al Vaticano por tener una “postura equilibrada” ante la crisis entre Rusia y Ucrania.

El gobierno de Cuba dijo ayer que se sentía “honrado” de acoger la histórica reunión entre los líderes de la Iglesia católica y la ortodoxa.

La escala del Papa Francisco en La Habana será su segundo paso por Cuba en algo menos de seis meses, tras la visita que hizo a la isla en septiembre pasado. Además, parece ser una vuelta de mano que le hace Raúl Castro al Papa: el cubano actúa de anfitrión en el acercamiento entre los jefes de las dos iglesias, después que el Pontífice medió para lograr el acercamiento entre Washington y La Habana.

Loading Facebook Comments ...