Windows Phone podría desaparecer este año

Blackberry y Sony también se encuentran en aprietosLa unidad de teléfonos celulares de Microsoft denominada Windows Phone —anteriormente Lumia— podría desaparecer este año, debido a la caída sostenida en las ventas de estos dispositivos a nivel mundial.
El gigante de Redmont apenas logró colocar unos 4,5 millones de dispositivos móviles Lumia en el último trimestre, lo que representa una caída del 57% con relación al mismo periodo de 2015.
Ni siquiera el lanzamiento del Lumia 950 y 950 XL en octubre anterior, dispositivos que pueden convertirse en una computadora portátil al conectarlos a una pantalla de televisión, un teclado y un mouse, logró mejorar el panorama.
Otro de los factores que están afectando el desempeño de los teléfonos de Microsoft es el atraso en la llegada de Windows 10 —su primer sistema operativo multiplataforma— a estos dispositivos, ya que desde junio anterior fue liberado para computadoras portátiles y de escritorio.
Las ventas de dispositivos móviles de Microsoft se han enfocado el último año en el mercado estadounidense, haciendo casi imposible conseguir estos aparatos en ningún operador móvil o tienda latinoamericanos.
En el caso de Costa Rica, el 640 XL, el smartphone Lumia con la pantalla más grande y cámara de 13 megapixeles, así como el Lumia 435 y Lumia 535, dos modelos de gama media baja, llegaron al mercado el año pasado.
“Nos estamos concentrando en los teléfonos Lumia que las personas y las empresas necesitan y que les ayudan a ser más productivas y centradas en los canales de distribución y minoristas que ofrecen los mejores resultados”, explicó César Castro, director de Teléfonos para Microsoft, Latinoamérica Norte.
Otras dos marcas que podrían desaparecer este año es la canadiense Blackberry y la división del gigante japonés Sony Mobile, producto de los bajos niveles de ventas de sus terminales, donde no alcanzan ni el 1% de participación mundial.