¿Qué siente tu bebé cuando tienes sexo durante el embarazo?

Gracias a los avances de la ciencia, tenemos una concluyente respuesta para esta y otras preguntas

Los embarazos llegan cargados de preguntas, especialmente si estamos hablando del primero. ¿Puedo acariciar a mi gato? ¿Es verdad que la manteca de cacao previene las estrías? ¿Puedo pintarme el pelo durante el embarazo? ¿Puedo volar en avión? Y la pregunta del millón, ¿qué siente mi bebé cuando tengo intimidad?

Gracias a los avances de la ciencia, hemos podido llegar a una concluyente respuesta para todas estas preguntas. Tu bebé puede sentir cuando tú estas teniendo intimidad, pero no todas las veces. Tu bebé está protegido en tu útero y rodeado de lo que se conoce como líquido amniótico. Este líquido sirve, entre otras cosas, de amortiguador y aislante de todos los movimientos que puedan ser bruscos (incluyendo los de la intimidad).

A su vez el útero está protegido por el cérvix que es una estructura rígida. En el momento de la intimidad, el miembro del hombre no puede alcanzar el útero en donde se encuentra el bebé y te puedes quedar tranquila porque no hay forma de que esto moleste a tu bebé.

Sin embargo es importante que sepas que la única forma de que tu bebé sepa que algo está pasando es cuando la mujer llega al orgasmo. Esto produce una mínima contracción en el útero y puede ser mínimamente percibida por el bebé, pero de ninguna manera es algo perjudicial o malo para tu hijo.

Y según la ciencia, hay al menos 5 beneficios si te mantienes sexualmente activa durante el embarazo.

1. Los orgasmos ayudan a que los músculos de la pelvis se fortalezcan, lo que facilitara tu trabajo de parto y ayudará a que esos músculos se recuperen más rápido luego de dar a luz. “Una vez que hayas empujado al bebé hacia fuera, tendrás más facilidad en recuperar la tensión en esos músculos”, opina Jeanne Faulkner, una enfermera registrada de Portland.

2. Estos mismos músculos son los involucrados en orinar. Los embarazos crean más necesidad de orinar por la presión que se siente sobre la vejiga, y a veces cuando te ríes o estornudas no puedes detener la orina. La intimidad ayuda a que estos músculos se fortalezcan y que tus accidentes disminuyan.

3. De acuerdo con los resultados de un estudio Danés, el sexo durante el embarazo puede prevenir la preeclampcia, que es la hipertensión inducida en el embarazo. Se cree que una proteína que se encuentra en el semen del hombre ayuda al cuerpo a regular el sistema inmunológico.

4. La intimidad incrementa la producción de ocitocina en el cuerpo provocando in incremento de la sensación de felicidad, ayudando a que el estrés disminuya.

5. El sexo también ayuda a controlar la presión arterial. La presión siempre baja luego de tener intimidad. De todas formas es importante que si hay problemas de presión alta durante el embarazo, acudas al médico de inmediato.

También es importante que tengas en cuenta que la intimidad durante el embarazo tiene que ser en posiciones que no te causen dolor o te incomoden. Recuerda que tu cuerpo es lo suficientemente sabio y tú debes escuchar lo que te está tratando de decir; si algo no se siente “normal” o bien, mejor detente.

En cuanto a las primeras preguntas, no hay problema en que acaricies a tu gato, solo debes mantenerte alejada de su litera que es donde en realidad está el problema. Tampoco hay problema en cambiarte el color del pelo, solo debes tener cuidado de no aspirar los gases que se producen cuando se mezclan los productos químicos. No hay problema con viajes en avión, solo ten en cuenta la fecha programada para tu parto, pues estar en un avión y comenzar el trabajo de parto no es lo ideal. Y la manteca de cacao no previene las estrías.

Loading Facebook Comments ...