El Estado Islámico decapitó a cinco presuntos espías y colocó sus cabezas en estacas

Las víctimas fueron acusadas por el grupo terrorista de trabajar para el Nuevo Ejército Sirio, grupo respaldado por Estados Unidos. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

El Estado Islámico divulgó uno de los videos más macabros de sus brutales ejecuciones. La organización yihadista decapitó a cinco “espías” en la ciudad siria de Deir Ezzor y colocó sus cabezas en estacas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) identificó a las víctimas como Asim Hammam al Debs, Harith Ahmad Jalid, Muhannad al Ahmad Mshawwah, Abdul Rahman Ahmad al Ashaab y Mohannad Obaid al Hussein.

Los presuntos espías fueron acusados de trabajar para el Nuevo Ejército Sirio (NSA, por sus siglas en inglés), respaldado por Estados Unidos, y “otras fuerzas cruzadas”, según consignó el diario Daily Mail.

Los cinco fueron detenidos en Al Bokamal y luego decapitados en Deir Ezzor, donde los terroristas colocaron sus cabezas en estacas y dejaron los cuerpos en medio del desierto.

Antes de la brutal ejecución, las víctimas, vestidas con el habitual atuendo naranja de los rehenes de ISIS, parece ser obligadas a admitir las acusaciones en su contra.

Luego son conducidos por los yihadistas al medio del desierto y tirados contra el suelo.

Antes de llevar a cabo las decapitaciones, los terroristas emiten un mensaje de advertencia contra las fuerzas nacionales e internacionales que luchan contra el Estado Islámico.

El macabro video termina con la brutal ejecución y los yihadistas retirándose, mientras los cuerpos de los asesinados yacen en medio del desierto.

El grupo terrorista afirmó haber matado en los últimos tiempos a 40 combatientes apoyados por Estados Unidos, durante un contraataque en la base aérea de Hamadan, al noroeste de la ciudad.

Loading Facebook Comments ...