Sexualidad: 5 consejos para tener un gran orgasmo femenino

El orgasmo en la mujer ha sido, por mucho tiempo, poco considerado entre los expertos de la sexualidad humana. Sí, el machismo imperó, pero lo bueno es que esto viene cambiando en los últimos años, para beneficio de ellas (y de ellos). Es que ¿acaso el sexo no debe ser disfrutado al máximo por hombres y mujeres a la vez? Es lo más justo y sensato, ¿cierto? Por supuesto que sí.

Ahora, en esa línea, se busca cambiar eso que muchas mujeres afirman, que nunca han llegado al clímax en el acto sexual. ¿Qué salió mal? La famosa sexóloga Alessandra Rampolla afirma que muchas veces el no gozar de un orgasmo se debe al desconocimiento que tiene la mujer de su propia anatomía.

“La realidad es que el orgasmo no se siente igual ni llega con la misma facilidad en toda ocasión; pero tienes que saber sus “altas y bajas” no siempre tiene que ver con nuestras parejas, sino con procesos biológicos y con nuestros propios hábitos y costumbres”, afirma la sexóloga.

Estos son los factores que pueden ayudarte a mejorar tus experiencia sexuales y disfrutar de un orgasmo como se debe.

1. Ovulación: A mitad de ciclo, la testosterona aumenta y desata el
impulso sexual. Las mujeres tienden a masturbarse más, iniciar el coito, y lograr el orgasmo con mayor frecuencia. El estrógeno y la oxitocina aumentan en los cuatro días posteriores a la ovulación, incrementando así el impulso sexual.

2. Ejercicios: Incrementan la testosterona. Ensanchan los vasos sanguíneos y aumentan el volumen de la sangre, sensibilizando más el tejido vaginal. Se ha demostrado que 30 minutos de ejercicios, tres o cuatro veces por semana, eleva la capacidad de alcanzar el clímax.

3. Dieta baja en grasa: Los alimentos bajos en grasas pueden prepararte para el orgasmo. Mientras menos grasa corporal tengas, mayor será tu nivel de DHEA (hormona que estimula el deseo sexual). Los bajos niveles de Colesterol también reducen la acumulación de placas en las arterias y facilitan la circulación y el flujo de sangre a los genitales.

4. Meditación: En un estudio realizado sobre la experiencia de sobre 600 mujeres, los ejercicios de respiración y relajación elevaron los niveles de DHEA. Meditar te ayuda.


5. Novelas y películas eróticas: Las lecturas e imágenes eróticas aumentan los niveles de PEA, sustancia similar a la anfetamina que tu cuerpo también produce cuando siente deseo sexual. Los niveles de PEA alcanzan su punto más algo durante el orgasmo y también están siempre altos cuando estás enamorada.

Muchos especialista consideran que es bueno experimentar nuevas posiciones sexuales para así poder conseguir el tan esperado orgasmo que te haga ver las estrellas y así tener un vida de pareja más plena.

Loading Facebook Comments ...