Las mejores indirectas de amor

¿Hay una chica que te gusta, pero no se lo quieres decir directamente? En ese caso, tienes que prestar atención a estas frases con indirectas de amor que te voy a presentar, porque te ayudarán tanto si eres una chica como si eres un chico.

Las mejores indirectas para tu novio
– No todo lo que empieza mal acaba en tragedia.
– Quiero muchas cosas, una de ellas empieza por “bes” y acaba por “sos”.
– Quiero verte feliz, incluso si es sin mí.
– No es justo hacer sufrir a la persona que amas.
– Besarte y morderte los labios. Solo tengo ganas de eso.
– Nadie merece que le ruegue, no creas que es cuestión de orgullo.
– Si no han sabido esperar por ti, es que no te merecían.
– Quiero un beso con saber a “Cuánto te he echado de menos”.
– Quiero verte salir… Pero conmigo, no con tonterías.
– ¿Celoso yo? ¿Cómo voy a estar celoso? ¿Quién te ha dicho esa tontería? Tu amante, ¿no?
– Casi desnuda y totalmente tapada. No hay forma en la que no te veas guapa.
– Lo más doloroso de echar en falta a alguien, es que esa persona no sienta lo mismo.
– Te podría decir que te quiero, pero no sería cierto. La verdad es que te necesito.
– Las decepciones son grandes maestras.
– No te conformes con algo que esté por debajo de tus sueños. Mientras estés con vida, todo lo que quieras es posible.
– Ironía es que el pasado siempre esté presente.
– Podemos vivir de ilusiones y perder el tiempo, o podemos empezar a vivir el momento.
– Escúchame lo que te digo. Jamás había estado tan feliz por haberte conocido.
– El amor es la única locura por la que no te encierran.
– Pienso en ti y solo sueño con tenerte junto a mí.
– Me amo mucho a mí mismo. Pero sería capaz de matarme por estar contigo.
– Nuestros sentimientos son demasiado profundos como para dejarlos marchar. No podemos hacer nada. Están ahí, y se piensan quedar.
– No puedes dejar a la chica que te quiere por la chica que te gusta. Es cruel para ella y malo para ti.
– Hagamos un trato. Sustituyamos cada enfado que vayamos a tener por besos. Y cuanto más grave sea la discusión, más besos nos daremos.
– Estoy feliz por haberme enamorado de ti, aunque me has quitado mucho tiempo, y ahora solo pienso en hacerte feliz.

Las mejores indirectas para tu novia

– Te quiero, y jamás voy a dejarte a cambio de lo que me gusta.
– Hay muchas cosas que en este mundo deberían estar juntas y aún no lo están. Nuestros labios, por ejemplo.
– Me encantan los errores. Nos conocimos gracias a uno, y eso me hace feliz.
– Personas como tú no se conocen todos los días, y menos con tan bonita sonrisa.
– Estar contigo es maravilloso… Pero eso no es motivo suficiente para rogar por ti. Estemos juntos. Punto.
– Hay pocas cosas que me gusten más que escuchar una canción que me recuerda a ti.
– Conseguí que fueras mi novia y no me doy por satisfecho. Quiero enamorarte cada día, como tú conmigo has hecho.
– Quiero ser tu protector, tu amor y lo que sueñas por las noches
– Estoy empezando a tener problemas graves. Solo quiero tenerte al lado y que me abraces.
– No juegues a que te eche de menos. Te arriesgas a que te olvide.
– Nos queremos. Eso basta. Brindemos por los hipócritas, por los que nos odian y aun así al vernos nos saludan.
– ¿Te das cuenta de la cantidad de veces que nos peleamos por tonterías? Como si esas tonterías pudieran hacer sombra a nuestros mejores días.
– Hagamos un trato. Dejamos de decirnos te quiero durante un mes, y nos lo demostramos sin parar.
– Mírate al espejo y dite a ti misma: No tengo que seguir aguantando tonterías. Y luego ven conmigo.
– Dime cuánto tiempo vas a estar en mi vida, para saber si me preparo una copa o me preparo para vivir a tu lado todo lo que nos queda.
– Apaga el WhatsApp, estoy en tu puerta y quiero hablarte con mi corazón.
– Cariño, tengo que decirte algo que no te va a gustar. Lo siento, pero me gusta tu padre… Como suegro.
– Hola, encantado de conocerte. ¿Te importa si me quedo en tu vida?
– Quiero que te quedes para siempre conmigo. Sí, lo sé, soy un egoísta. Pero por suerte lo que quiero también lo quieres tú.
– No lo puedo decir más claramente: Ven, tengo demasiadas ganas de estar contigo.
– ¿Puedes creerte que sigo siendo incapaz de sacarte de mis sueños?
– Hay pocas cosas que quiera más que vivir en tus brazos. No, espero… No hay ninguna.
– No te ofendas, pero te ves bastante menos radiantes sin mí al lado.
– Tenemos que tener algún tipo de superpoder, porque nos entendemos con solo mirarnos.
– Creo que aunque quisiera intentarlo sería incapaz de amarte. Mucho menos de olvidarte.
– Pasemos página, pero sigamos en el mismo libro.
– Cada vez que sueño contigo me enamoro más de ti. Y sueño contigo cada noche.
– No eres lo que soñé, eres mucho más que eso.
– Me encanta cuando estás celosa. Eso me demuestra cuánto me amas.

¿Por qué utilizar frases con indirectas de amor?

Las frases con indirectas de amor son muy útiles porque te permiten decirle a la persona que te gusta lo que sientes, pero de tal forma que ella solo pueda intuirlo, no de forma abierta.

Eso aporta una gran seguridad a quien dice la frase, porque puede decir que ha sido la interpretación de la otra persona lo que ha indicado que hay una tensión sexual, y que no era lo que quería decir.

Además, las frases indirectas de amor, cuando se está en una fase de flirteo, son de lo más divertidas, y pueden generar conversaciones de lo más surrealistas, que nadie entendería, pero que las dos personas que la están manteniendo tienen muy claro por dónde va.

Es por ello que conviene utilizarlas tanto como sea posible cuando se tiene una relación, y cuando se está camino de tenerla. El resultado siempre será positivo, porque, en el caso de que la otra persona muestre rechazo, no habrás descubierto al cien por cien tus cartas.

¿Cómo utilizar las frases con indirectas de amor?

La mejor forma de utilizar las frases con indirectas de amor es con la palabra. Es decir, cara a cara, y no a través de mensajes. Los mensajes, ya sea a través de WhatsApp, Facebook o cualquier otra plataforma, también funcionan, pero es mejor hacerlo en persona.

De esta forma, se puede añadir a la frase con la indirecta algo de gesticulación que deje más claro el trasfondo de lo que estás diciendo, pero que las palabras sigan siendo lo suficientemente ambiguas como para que la persona no pueda ver que eres tan directo.

Por lo tanto, las frases que te proponemos aquí, te recomendamos que las utilices en ocasiones en las que te encuentres con la otra persona, y queden bien. No siempre es el momento de utilizar estas frases. Tendrás que ir cogiendo experiencia para averiguar cuándo sí.

Como ves, con estas frases indirectas de amor, podrás decirle lo que sientes a esa chica o ese chico que tanto te gusta, sin que sea demasiado evidente. Además, también son buenas indirectas para tu novio o tu novia, así que te recomiendo que las utilices.

Loading Facebook Comments ...