Donald Trump es el electo presidente de Estados Unidos

La victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos fue celebrada por Donald Trump. El republicano sumó 290 votos electorales frente a 228 de Clinton, cuando hacen falta 270 votos para lograr el triunfo. De inmediato los mercados del mundo se desplomaron con el anuncio. Las proyecciones en los estados clave empiezan a aclararse.

El candidato presidencial republicano, Donald Trump, obtuvo el triunfo en la carrera a la Casa Blanca frente a la demócrata Hillary Clinton. Este resultado fue posible gracias a sus victorias en los estados clave de Florida, Carolina del Norte, Ohio y Iowa.

Trump sumó 290 votos electorales frente a 228 de Clinton, cuando hacen falta 270 votos para lograr la victoria.

Hasta el martes por la noche, el margen era estrecho, pero el magnate neoyorquino también lideraba el recuento en Michigan, que otorga 16 votos electorales, así como en Wisconsin (10) y que en teoría son feudos demócratas, lo que supondrían golpes de efecto definitivos.

Trump se adjudicó la victoria en Ohio, uno de los estados más codiciados y que tradicionalmente predice al ganador de las elecciones, y se impuso a la ex secretaria de Estado en una disputa muy estrecha en Florida, plaza que con sus 29 votos electorales es considerada vital para la victoria.

El magnate neoyorquino también se hizo con Carolina del Norte, que otorga 15 votos electorales y que fue uno de los estados más cortejados por ambos candidatos en las últimas fases de la campaña electoral, y plantó cara a Clinton en Pensilvania.

Pensilvania, en el cinturón industrial más castigado por la crisis económica, también fue uno de los estados que tanto Clinton como Trump visitaron frecuentemente en la campaña. En Pensilvania, al igual que en Nuevo Hampshire, el recuento refleja una igualdad mayor de la esperada.

La victoria del magnate republicano en Florida fue por poco más de un punto y cerca de 150.000 votos, lo que supuso otra decisiva victoria pese a las esperanzas de que el masivo voto anticipado y los latinos decantaran la balanza para los demócratas.

Se da la circunstancia de que el polémico empresario hotelero también ganó con cierta facilidad en Texas (52-44 %, según las proyecciones de los diferentes medios), cuando hace algunas semanas se llegó a pensar que podría romper la tradición de los últimos años y dar la victoria a la candidata demócrata.

Dónde ganó Clinton

La candidata demócrata, de quien hace tan solo unas semanas algunos medios anticipaban una holgada victoria, se adjudicó tras una dura contienda Virginia, que con 13 votos electorales se esperaba que fuese una victoria fácil para ella.

Cumpliendo con las previsiones, Clinton ganó las elecciones en los estados de la costa oeste (California, Oregón y Washington), además de Nueva York y Nueva Jersey en la costa este, mientras que Trump se hizo con feudos republicanos como Texas, Carolina del Sur e Indiana.

En su proyección, el periódico The New York Times ya daba más de un 95 % de posibilidades de victoria a Trump en la noche electoral del martes.

Además, los republicanos ya se aseguraron mantener la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que el Senado sigue abierto, aunque los conservadores rozan la mayoría.

De concretarse este escenario, los republicanos mantendrían el control sobre las dos cámaras, además de tomarse la Casa Blanca.

Demócratas en el Congreso

Las posibilidades de los demócratas de recuperar la mayoría en el Senado se frustraron con la victoria de los republicanos en estados clave como North Carolina, Indiana y Florida. Es así que la Cámara de Diputados estará conformada por 236 republicanos y 191 demócratas. En tanto, el Senado tendrá 47 miembros demócratas y 51 republicanos.

Los demócratas arrebataron a sus rivales un puesto en Illinois, pero mientras los republicanos defendían una pequeña mayoría en un impredecible año electoral, hasta el martes por la noche las carreras clave en Missouri, New Hampshire, Pennsylvania y Nevada seguían estando demasiado ajustadas como para predecir un ganador.

En North Carolina, los demócratas habían albergado muchas esperanzas de derrocar al senador Richard Burr, que indignó incluso a su propio partido con su informal estilo de campaña. Pero al final, tuvo pocos problemas para imponerse a la demócrata Deborah Ross, ex legisladora estatal y directora de la ACLU de
North Carolina.

En Indiana, el representante republicano Todd Young derrotó al ex senador y gobernador demócrata Evan Bayh.

Y en Florida, el senador republicano Marco Rubio ganó al representante demócrata Patrick Murphy, lo que le dio a Rubio una plataforma desde la que podría plantear otra candidatura a la presidencia en 2020.

Los republicanos mantienen una mayoría de 51-47 en el Senado, incluyendo dos senadores independientes que suelen alinearse con los demócratas.
Claves

    La primera hispana. Catherine Cortez Masto alcanzó un logro sin precedentes al convertirse en la primera hispana que ocupará uno de los 100 curules del Senado estadounidense.
    Mayoría. Las ventajas de ser el partido mayoritario en el control del Senado son significativas. El partido en control mantiene la presidencia de comisiones, define la agenda legislativa y opera las investigaciones.

Loading Facebook Comments ...