¿Te matricularías? Realizan taller práctico de sexo en Chile

Porque cada vez es menos tabú hablar del tema, investigamos sobre las Escuelas de Sexo, que en el mundo funcionan hace varios años, pero no en Chile.

“El Arte del Sexo Oral” se denomina el curso intensivo dictado por la psicóloga y sexóloga rusa Yekaterina Lyubimov, creadora del site Sekx.rf. En tres horas y media, Yekaterina enseña 50 técnicas para mejorar la práctica. “Cada mes pasan más de mil chicas por nuestros cursos”, aseguraba Lyubimov el 2013. No sabemos si aún los contínua impartiendo, pero estaban dirigidos exclusivamente a mujeres, novias, esposas o parejas interesadas en practicar sexo oral. Este curso y el de “Masaje Tailandés” eran los de mayor demanda. En esta academia el uso de cualquier dispositivo móvil, tablets y cámaras estaba prohibido; sin embargo, igual se filtraron algunas imágenes que despeertaron la curiosidad en todo el mundo. Pero sí se permite el consumo de alcohol –para relajarse antes de la clase– y “tener muchas ganas de aprender”, señala su creadora, quien ya cuenta con dos sucursales de su escuela, una en San Petersburgo y otra en Virginia, Moldavia, además de la sede principal en Moscú, la capital rusa.

Siguiendo el recorrido europeo, la primera escuela de este tipo en España se creó en Barcelona. Se llama Sex Academy, y cuenta con más de 15 sexólogos de diferentes ámbitos que ayudan a sus alumnos a disfrutar de sus experiencias más íntimas. La precursora de esta academia –que nació el 2012– es Leila Pilgren, quien la formó decidida a acabar con el tabú sexual. “A todos nos gusta mucho el sexo y vi que este tema estaba muy poco explotado”, aseguró en una entrevista realizada hace un par de años. Madrid no se queda atrás, ya que la Sex Academy tiene en la capital española una filial. Su directora trabaja con un equipo de masajistas, sociólogos y sexólogos, quienes están a cargo de los distintos talleres, como el de masturbación (entre 20 y 60 euros). Una clase se inicia con una parte teórica donde hombres y mujeres –con más presencia de éstas últimas– se sientan mientras la expositora prepara el pene y la vagina de silicona que utiliza para la parte práctica. La profesora reparte a los asistentes un dossier con dibujos donde explica las mejores técnicas para masturbar a un hombre y a una mujer. La lección termina con un turno de preguntas.

En los talleres españoles abordan todo tipo de temáticas, desde sexo anal hasta “cómo ser mejor amante”, pero no todo es sólo placer; también imparten clases de higiene y prevención de enfermedades de trasmisión sexual. En todo caso aseguran que los cursos de felación son los más exitosos entre las españolas.

Paola Kullock, masajista profesional, fue la precursora en abrir la primera escuela de sexo en Argentina; de hecho, una desinhibida entrevista que le realizó el diario La Nación en el año 2012 llamó la atención y puso el tema en discusión. Sin embargo, Paola había abierto PK el 2005, en Buenos Aires. La trasandina estuvo en nuestro país el año pasado invitada a la primera versión de Expo Sexualidad, evento que también se realizó este año y en el que participan diferentes expositores del rubro salud y educación sexual, y que es patrocinada por la Sociedad Chilena de Sexología.

¿Y qué pasa en Chile?
Bueno, por acá no tenemos escuelas de sexo de similares características a las europeas, pero todo indica que en un futuro cercano sí podrían aparecer. Así lo asegura Karen Uribarri, periodista, terapeuta sexual y autora del libro “Manual de Sexo a la Chilena”, quien este 26 y 27 de noviembre realizará 2 workshops en un encuentro organizado por Expo Sexualidad, donde también habrá uno para parejas y otro para padres de hijos adolescentes. “El mercado de la sexualidad y la afectividad va en amplio crecimiento y los chilenos se están permitiendo sentir, explorar cosas nuevas y potenciar sus vidas de pareja”, señala Uribarri.

La periodista realizará un taller exclusivo para mujeres y otro para hombres de sexo oral, dictados junto al doctor Emmanuel Morelli, cirujano dentista y especialista en Educación Sexual y Afectividad. “Estos encuentros son espacios únicos y muy íntimos donde hablamos de sexo, compartimos experiencias, dudas, interrogantes, y en el que podrán aprender un sinnúmero de técnicas para mejorar sus vidas sexuales, conocer cómo funciona el deseo, cómo despertar nuevas zonas erógenas, cómo masturbar con éxito y dulzura a la pareja; en definitiva cómo funciona la sexualidad femenina y masculina”, afirma Karen. “Son espacios en los que se habla con picardía pero con mucha seriedad, muy al estilo chileno. Una instancia para disfrutar, aprender, conocer, y sentir que se avanzó un paso más en la creación de una sexualidad satisfactoria, sana y feliz”.

Reconoce que el mayor interés por participar en este tipo de actividades corresponde a personas entre 20 y 35 años, quienes se interesan, especialmente, por temáticas relativas al sexo oral, cómo potenciar el talento sexual y el masaje erótico. Son a puerta cerrada, por lo que se produce un grado de intimidad muy especial, donde los asistentes se sienten contenidos, respetados y aceptados.

En Chile el tema ha evolucionado, pero lento. Para los mayores de 40 años, abordar abiertamente el tema de la sexualidad no les ha sido fácil. La generación de los 20 es la que está decidida a romper tabúes y conocer más de su sexualidad, del goce y de cómo potenciarse como persona y en pareja. Con o sin escuelas, el mundo de la sexualidad sigue siendo un terreno poco explorado.

Loading Facebook Comments ...